Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

domingo, abril 01, 2007

Domingo, deportes


SIGO CON CAÑAS.

Como se vio, no me gusta mucho el fútbol. Me gusta más el tenis. Soy partidario y he competido en deportes individuales, no de contacto. Mirar ciclismo o remo en televisión, aparte de que se pasan poco, sería más aburrido que chupar un clavo. Pero el tenis, en cambio, es de lo mejor. Se puede apreciar hasta el mínimo detalle. Y ahora se ha agregado, para colmo de delicadezas, el ojo de halcón, con el que se puede ver el exacto lugar en el que picó la pelota dudosa.

Quería hacer llegar (aunque nunca le llegue) un saludo a Cañas, que está haciendo una muy brillante campaña. Comerse sucesivamente a los número uno, seis y siete del ranking, es una hazaña poco igualada. A mediodía lo espera el compromiso definitivo por la copa. El rival es difícil: es de estos jóvenes nuevos que se llevan a todo el mundo por delante. Lo vi jugar el viernes y la ponía en los lugares más impensados, con increíbles fuerza y justeza.
No puedo aventurar pronósticos. En tenis no gana siempre el que juega mejor, sino el que aguanta mejor. Es un tema de concentración, pero sobre todo de temperamento, de no achicarse ante el rival, ni amilanarse porque nos metió un ace indevolvible. Poner cara de póker y dar vuelta el estofado. Y creo que Cañas viene irrebatible.

Otra vez: ¡Mucha suerte, Guillermo!



Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos