Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

jueves, marzo 22, 2007

Himno a Julia II (siempre con el mismo incesante amor)


Por dios: ¿Quién entiende a las mujeres?

En un e-m le mandé a Elemental (El diario de un Neurótico) el siguiente consejo, que tuvo a bien incluir en su blog:

Cambiaría todos mis conocimientos de filosofía, que si no serán profundos son al menos extensos, por un solo conocimiento: llegar a conocer a sólo UNA mujer. Tengo unos años más que vos, y te adelanto ahora mismo: si compartís esa pretensión, desde ya renunciá.


El martes por la tarde me encontré con Julia. Debía entregarle varias cosas: un presente para su cumple, que era ayer, un par de e-m que le había mandado, uno de los cuales no había leído aún (no tiene Internet en casa) y terminar definitivamente la relación. Había decidido firmemente que verla me causaba esa inexplicable mezcla de goce y dolor, y se lo decía en el primer e-m, que ya había leído, y que me había pedido refutar en parte. Le entrego primero el regalo, en el que no repara demasiado, quizás porque ya sabía de qué se trataba. Sí repara en el mensaje muy sentido (Crab inspirado puede ser un buen poeta) que lo acompañaba, y le provoca una de esas sonrisas de las que sólo Julia es capaz. Al verla todos mis propósitos de dureza se fueron al diablo, y pensé: "esa sonrisa vale cien mensajes y mil regalos como ése". Luego, el mensaje no leído, y hago a un lado el otro, diciendo: "éste ya lo leíste". "No importa -me dice- igual lo quiero". Me dejó pensando: ¿para qué lo quería, si estábamos terminando la relación?

La charla duró. Hubo recriminaciones, Julia me reprochaba que la asediaba y pedía verla constantemente (¿pero no es lo normal en un enamorado?), que ella tenía miles de problemas que atender (es muy cierto) y que de esa manera se los acrecentaba en lugar de significarle un refugio. Me dice que digo que me siento postergado, y que no es para nada así. Yo le reprocho a mi vez que me decía mañana nos vemos, y luego que había surgido un imprevisto y no iba a poder ser, y que me lo corría, y así. Pero sentía que todo era un poco absurdo ¿para qué todo esto ahora, justo cuando todo estaba terminado? Le pregunté cuál era el sentido de que me hubiera llamado para aclarar cosas que ya no tenía sentido aclarar. La respuesta no fue muy clara.

Nos fuimos del café. Le ofrecí acercarla unas cuadras. En el auto, seguimos la conversación sobre mis asedios, y cómo querría ella que todo fuera diferente. En un momento, hablando de mis asedios, y de una experiencia suya anterior, le dije: "bueno, pero en todo este mes en el que no te he molestado en absoluto, te he demostrado que no es exactamente el caso". A lo que me contestó con un enigmático: "bueno, por eso estás acá". El intercambio terminó con una pregunta mía: "¿qué querés que hagamos?". "Eso lo tenés que decidir sólo vos, no me lo preguntes, pero tenés que asumir tu responsabilidad luego". Mi respuesta fue: "sabés que no puedo dejarte: quiero seguir con vos, actuaré como deseás, y dentro de unos meses volveremos a conversar; en tanto, asumo toda la responsabilidad y nunca te reprocharé nada". Me miró conmovida. En ese momento sentí que algo se había producido entre los dos. No sé bien qué. Pero algo muy intenso y profundo. Quiero pensar que fue como si comprendiéramos que estuvimos a punto de perdernos uno al otro, y que fue un riesgo muy importante que corrimos.

Entonces nos abrazamos. Muy fuerte. Y nos dimos (sí, los conté) seis besos en la boca. Lo señalo porque había un código: si nos besábamos en la boca tendría un significado muy especial.

Y así volví, volando entre las nubes, escuchando repicar de campanas y coros de ángeles, y mirando desde las alturas a la multitud, ocupada en sus pedestres rutinas (luego el portero me dijo que había vuelto con el auto).

Ayer, su cumpleaños. Muy conmovido aún con la epifanía vivida, con ese momento de conexión profunda que habíamos tenido, y con la excusa de arrimarle otro pequeño obsequio (una orquídea: Crab es cortés descendiente de franceses), volví a encontrarla brevemente. Entonces, como sé que Julia hace y dice cosas de las que luego se echa atrás, le dije: "bueno, dejemos establecido: anoche me diste seis besos". "No, me dice, yo te puse la mejilla y vos me besaste de sorpresa". ¡Seis besos! ¡¡¡Seis besos!!! Te puedo tomar de sorpresa el primero, pero los otros...

Mi idea es que no quiere dejar que tome el control. Tiene un exacerbado sentido de la libertad y no quiere perderla, menos a manos de alguien que ha demostrado ser un poco obsesivo y exigente (tuvo una malísima experiencia con su pareja anterior en ese sentido).

Por favor, les pido a mis amigas que me ayuden con sus comentarios. Se lo pido en todos los idiomas que conozco: Beistand, Help, Ajuda, Aiuto, Au secour, Yardým. A mis amigos también, aunque son menos confiables; todos están pasando situaciones similares: lean sus blogs. Insisto ¿qué pasa con las mujeres? ¿porqué no pueden tener un amor sencillo, apacible, que nos haga felices a ambos? ¿qué estoy haciendo mal, si no? Como decía Charlie Brown: "¿porqué no puedo tener un perro normal, como todos los demás?"

Etiquetas:

16 Comentarios:

A la/s 12:13 p. m., Blogger Elemental dijo...

Mi querido Crab,

voy por partes.
primero, nunca entregues un regalo de cumpleaños antes de la fecha de cumpleaños. Es mufa.
luego, vamos a lo más serio. Estás enamorado, y como todo enamorado te exponés. De acuerdo a lo que contás, Julia no te puede dar demasiado, y cuando digo puede resultaría reemplazable por quiere. La pregunta, entonces, es por qué con Julia. Más allá de si ella está interesada en vos o no, la cuestión es por qué vos deberías estar interesado en ella.
si leiste mi blog, sabés que creo que a veces el preguntarnos si el otro nos quiere nos impide ver si vale la pena querer al otro. Con esto no estoy diciendo que no la tengas que ver más, ni nada por el estilo, es algo que depende pura y exclusivamente de vos y de lo que tengas ganas de hacer.
lo que sí, me parece que vale la pena que te preguntes por qué querés esar con alguien que puede darte tan poco. Y la respuesta a esa pregunta la tenés sólo vos.

 
A la/s 1:46 p. m., Blogger callecita dijo...

nosé crab querido, me pedís un consejo y soy incapaz de darlos. Desde mi particular punto de vista como mujer, creo que la tipa esta debe tener sentimientos, PASION como el resto de los mortales.
No puedo darte un consejo, pero puedo dejarte una pregunta querido amigo: Julia es apasionada con vos?
Pienso que la pasion va de la mano con eso que le llaman amor.

 
A la/s 2:06 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Dear Crab:
Yo estoy super enamorado.Mi chica tambien.Me parece que uno tiene que relajar y disfrutar cuando estas y cuando no...bueno,cuando no,sos un tipo con una vida y seguila con las mismas ganas que haces todo.
Me divierte cuando hablas en tercera persona(crab es buen poeta,crab es descendiente de french people).By the way mi abuela era francesa tambien.
Siga con sus besos en la boca de la amada gran Crab!
Cariños
A

 
A la/s 2:32 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

me llamo igual que julia y cumplo años el 18-03...pero no soy ella, sólo puedo decirte que esperes sin estar en la puerta aguardando que ella salga.
me conmoviste.
Julia

 
A la/s 2:40 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

No puedo aconsejarte, Rubén. Soy escéptica. Pienso que el amor que hace sufrir constantemente no vale la pena, que como está siempre insatisfecho y en peligro, uno no puede medir el valor verdadero de lo que se siente por ese otro que no nos corresponde. El amor para mí sólo es posible cuando dos
están dispuestos a construirlo y cuidarlo. A algunos les puede paraecer menos romántico o excitante, a mí no. Me parece que esta chica Julia no sabe lo que quiere, que tal vez quiere a alguien que la acompañe de vez en
cuando, o no te quiere con convicción, o se aprovecha de tu
incondicionalidad.
Espero que te sirva. Un beso,
Carolain

 
A la/s 4:11 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Rubén hay tantas julias en esta vida, pero si la hoguera de la pasion los une a ambos dos, adelante. Solo la pasion nos redime. solo la pasión mueve el mundo. dejá que la llama se encienda en ella y dejate envolver, lo demás desaparece apenas pase el incendio. Los "no" de nosotras las mujeres en muchos casos son "si" gigantescos. (Recuerda en muchos casos, no en todos, mis "no" son verdaderos no. Besos y adelante

 
A la/s 4:41 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Hay que sabotear las relaciones...para ver si realmente nos van a bancar todas y cada una de nuestras cosas.
Ejemplo:"Julia..para que veas que no me importas tanto..te propongo una menage a trois...Haroldo Conti,tu yo en algun hotel de Pacifico".
Si te toman esa...bueno Crab,si te toman esa,es que estas caminando ante la presencia del amor.
Pregunta:Julia conoce la existencia del Blox?
Mi Novieta no sabe nada de esta faz de mi vida.
Este blox esta levantando cada dia.
En Ememe me gustaban los Angeles Vaticanos....el publico de Ememe prefiere historias de mascotas....lo mio es paralelo.Me gustan las historias de Harold..pero a tu publico(y debes pensar en el)le gustan tus historias de amor.
El amor...ah el amor...
Cariños
A

 
A la/s 7:47 p. m., Blogger ememe dijo...

crab,
es a Julia a quien no entendés. Generalizar y pensar que no entendés a ninguna mujer en el mundo puede ser malo para tu futuro afectivo.
Seguramente Julia tampoco te entiende a vos, pero tal vez entienda a otro señor algún día.

 
A la/s 11:43 p. m., Blogger Gabriela dijo...

Crab, no existen "las mujeres" tal como lo estás planteando. No existe un colectivo al que se debe descifrar como la Piedra Rosetta para obtener sus claves y obtener la felicidad.
Las "mujeres" somos como vos y como cualquiera. Nacemos, crecemos. Nos enamoramos, hacemos amigos. Los amigos nos traicionan o nos defraudan. Conocemos nuevos amores. Sufrimos la soledad, la falta de guita, el tiempo escaso. Gozamos el éxtasis y los éxitos personales. Despedimos a los que se van yendo. Envejecemos. Ganamos guita. Perdemos guita. Vivimos, compartimos el destino de ser estos bichos que somos sobre la tierra, tal como los hombres.

La diferencia es que algunos hombres hacen literatura con nosotras y prefieren una versión construida a la tipa de carne y hueso que busca amor y paga impuestos en la cola del banco.

Si pudiera decirte algo, te diría que pienses en la mujer que querés como una par en la cordada con la que subís la montaña. Está en la misma que vos. Si se cae, se hace percha como vos. Si llega a la cumbre, es feliz como vos. Y uno depende del otro, uno cuida al otro, pero en tanto sepan mover las patas por separado.
Si la cordada te hace sufrir, si van y vienen, si uno tira y el otro afloja y es todo un drama, pensalo. O no elegiste bien la compañera, o bien la elegiste perfecto para otra cosa: para vivir sufriendo literariamente, lo cual es totalmente válido si es lo que elegís y lo que te va.
No se porqué doy consejos de nada, por favor cortame los dedos porque no puedo seguir escribiendo así como Poldy Bird en una revista femenina, que lo tiró.

 
A la/s 11:45 p. m., Blogger Alicia dijo...

Crab, querido:
Por una vez, mi amigo Elemental y yo coincidimos. Creo además, que no deberíamos tener que contar los besos de la persona a la que amamos.
Otra cosa que creo, también, es que con lo complicados que somos -los seres humanos, digo, y también los bloggers- las cosas del amor siguen siendo simples. Y en este momento, esta situación con Julia no lo es.
Me temo que no podré hacer mucho para que el desconsuelo desaparezca...
un beso,
A.

 
A la/s 11:36 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Querido Crab:
Quienes te conocemos y hemos aprendido a quererte por tu sentido del humor, tu penetrante inteligencia y tu noble calidad humana, en tu blog y en tus commments en el de MM, nos dolemos de lo que te pasa.
Espero que Julia alcance a comprenderte en todo lo que valés, y que llegues a ser muy feliz con ella, y a tu vez a hacerla feliz, para lo que parecés estar muy capacitado.
H.B.

 
A la/s 11:53 a. m., Blogger Crab dijo...

Juro que H.B. no es un seudónimo mío.
Agradezco a todos los amigos que me han demostrado su cariño y su preocupación.
Y que, además, con sus agudas observaciones me han ayudado a tomar un poco de distancia y ver con mejor claridad las cosas.
Es justamente lo que les pedía.
Gracias a todos.

 
A la/s 6:13 p. m., Anonymous john kennedy toole is back dijo...

Dios, de dónde sale esta gente? "hoguera de pasión", "no te he reprochado nada", "coros de ángeles"... aflojen con los culebrones venezolanos y los feuilletones de Corín Tellado.
Por lo demás no es de extrañar que la tal Julia quiera salir huyendo ante el querible Crab: se imaginan a terrible pesado en carne y hueso? no sólo bancarse los emails pretenciosos y las referencias culturales pasadas de moda, sino ¡dormir con él! Es demasiado para cualquier mujer...

 
A la/s 8:56 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Pör veces cínico, por veces tierno; por veces vanidoso, por veces humilde; siempre educado y generoso, siempre con el humor a flor de piel, el querido y sabio Crab parece haber caído en las redes de Julia, que juega con él al gato y al ratón. ¡Ánimo, Crab! Todos ehemos sufrido y gozado con el amor, y sabemos por lo que estás pasando. Ahora te toca a vos sufrir un poco. Esperemos que Julia nos lea y se dé cuenta de lo que se está perdiendo.
R.G.

 
A la/s 9:53 a. m., Anonymous Agustina dijo...

En cuestiones de relación entre hombre y mujer, bueno es correrse del plano de "relaciones de poder". Están en registros distintos, buscan cosas distintas. La pelea no es por el mismo hueso, digamos.
Ella busca esto, él busca aquello. Y hay que vérselas con eso, que no es nada fácil. (esto lo extraigo del psicoanálisis)
Luego, y esto otro lo extraigo del taoísmo y el budismo, bueno también es "vaciar" el corazón. Cito una frase encontrada en un
libro de Chapin sobre Tai-chi-chuan: "el corazón vacío permite desprenderse de los fantasmas del pasado y hace posible el 'instante viviente'."
Agustina

 
A la/s 8:59 a. m., Anonymous Martín dijo...

Mi consejo, querido Rubén, es que la remitas al útero, vale decir, la reenviés a la cavidad uritogenital de su señora madre y dejes de dedicar tus valiosos afanes en esa ensoberbecida cocktail-waitress que no te toca la orla del vestido. No puede ser que tu amor propio sea inferior a la miserable parcela de amor que ella te profesa.
Pero tiene que ser un golpe de karate seco como un tacazo de pool destinado a sacar a la negra y alejar el agujero, tiene que ser una resolución interior indeclinable y atarte al palo mayor sin oír las sirenas (ni mirarles sus cantos).
Que no sea una separación consensuada y charlada, sería como que le explicaras al mosquito que no tenés nada personal contra él, que valorás de hecho la maternidad y comprendés que necesita el hierro hemoglobal de tu sangre, pero que lo vas a tener que amasijar (variante patética: "al matarte te estoy haciendo un favor").
No.
No es más un ente, una interlocutora, una voz. Julia fue. Hay otra mujer para vos y su trono debe ser despejado o como dice Artaud "despiojado" como una obsesión.
También dice Artaud "te odio porque tu sabes por qué te odio y yo no". No tiene que ver con el amor, pero según Silvina y Bioy "Los que aman, odian" (aunque Romeo y Julieta digan "aquí hay mucho que hacer con el odio, pero más con el amor"). Toda mi vida creí que "ojalá se te acabe la sonrisa perfecta" (de Silvio Rodriguez) correspondía a un enamorado que quiere libertarse de su melancólica tortura; el hecho de que se refiera al tirano depuesto Fulgencio Batista sólo corrobora la similitud entre el amor y la política, entre el cortejo y el proselitismo, etc.
Un abrazo y no te enamores románticamente ahora de la idea autosugestiva de "no poder superarlo". Traicionar al amor sería precisamente estancarte ahí...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos