Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

viernes, abril 10, 2009

El muro

No, no voy a hablar de la novela de Sartre. sino de uno mucho menos prestigioso.
El de Posse. Posse es uno de esos intendentes que avergüenzan a cualquier partido. En este caso el radical, que no sé cómo no lo expulsa.
Es un tipo que se caracteriza por medidas rayanas en el fascismo, como es ahora el caso. Lo malo es que no obstante ello, gana siempre las elecciones en su distrito ¿será que los sanisidrenses son en su mayoría fascistas?
Ahora, para proteger a sus vecinos, que viven en un barrio prestigioso y bacán, y que linda con uno no tan prestigioso de San Fernando (bah, digámoslo en términos los de Posse: una villa), no se le ocurrió nada mejor que construir un muro que los separe.
Bueno, muros han existido -y existen- muchos. Desde la Gran Muralla, pasando por el de Berlín y, para mostrar que no todos son antidemocráticos, el país que quiere representar a la democracia ante el mundo, está también construyendo uno de 3.000 kms. que lo separe de Méjico, para que no se le metan indocumentados, que se siguen metiendo igual protegidos por los mismos yanquis porque si no, ¿quién les haría de jardinero, de mucama, recogería la basura, etc.?
Pero volvamos a Posse. Su colega de San Fernando planteó el problema ante la justicia, que resolvió no pronunciarse sobre la cuestión de fondo, y en tanto resolvió la paralización de las obras. Los muchachos de Moyano, defensores de cualquier causa que les dé oportunidad de demostrar que con la violencia se consigue todo, vinieron y derribaron el muro.
A Crab, con todo, la idea no le parece tan mala, y lamenta que a Macri todavía no se le haya ocurrido (a Kirchner sí: ¿qué otra cosa es la empalizada que rodea la casa rosada?).
Aquí van unas ideas, Mauricio:
1) Antes que nada, rodear con un muro toda la General Paz y el Riachuelo.
2) Luego, otro a lo largo de la Avenida de Mayo y Rivadavia, hasta Liniers, ya que sabemos que del otro lado queda el sur... ¿y hay algo más feo que el sur y los que viven ahí?
3) Un muro todo alrededor del Barrio Parque, que es chiquito y no saldría tanto, después de todo.
4) Uno bien, bien alto, alrededor de la Reserva Ecológica. Oculto detrás, se construirían grandes hoteles, marinas, helipuertos y toda clase de facilidades para la gente como uno. Terminadas las obras, se derribaría el muro, y ¡andá a cantarle a Gardel!
5) Uno alrededor del campo de golf de Palermo, para que la gente común que va a los bosques no se mezcle con la gente que va a jugar al golf, lo que es toda una humillación para estos últimos, difícil de soportar.
Hay otras ideas, pero con esto tenemos por el momento.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos