Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

jueves, abril 09, 2009

EL TEMA DE LA SEMANA - Osvaldo Fresedo & Dizzie Gillespie - Vida mía

Fresedo, que había introducido la batería y el xilofón en su orquesta, y miraba con simpatía al jazz, pensó que sería una buena idea aprovechar una de las visitas de Gillespie a Buenos Aires para grabar un par de tangos juntos. Lo fue.
Crab, que no se despegó de Gillespie en todo el tiempo, tuvo la suerte de estar presente. Fue a las 3 de la mañana en una boite de Fresedo que se llamaba Le Toucan, y quedaba en Maipú casi Córdoba.
Le mostraron la partitura a Gillespie, y de una la sacó. Los músicos de Fresedo no podían creer. La partitura estaba para piano, en Sol en 2da., y había que transportar cuatro semitonos para llevarla a Si bemol, tonalidad de la trompeta. No es fácil hacerlo en una sola tentativa, y bien.
Luego de un par de ensayos, dijo "let's go", y salió lo que ustedes escuchan.
El tema está tocado straigth, con poca improvisación, y es admirable ver cómo Gillespie se compenetra del sentido de la letra (sin conocerla, claro, porque Gillespie de castellano ni papa), sin duda sugerido por la melodía.
Para los que quieran recordarla, y quizás cantarla acompañando a Gillespie, todo un honor, aquí va:

VIDA MÍA (letra de Emilio Fresedo)

Siempre igual es el camino
que ilumina y dora el sol...
Si parece que el destino
mas lo alarga
para mi dolor.

Y este verde suelo,
donde crece el cardo
lejos toca el cielo
cerca de mi amor...
Y de cuando en cuando un nido
para que lo envidie yo.

Vida mia,
lejos mas te quiero.
Vida mia,
piensa en mi regreso.
Se que el oro
no tendra tus besos,
y es por eso que te quiero mas.
Vida mia,
hasta apuro el aliento
acercando el momento
de acariciar
felicidad.
Sos mi vida
y quisiera llevarte
a mi lado prendida
y asi ahogar
mi soledad.

Ya parece que la huella
va perdiendo su color
y saliendo las estrellas
dan al cielo
todo su esplendor.
Y de poco a poco
luces que titilan
dan severo tono
mientras huye el sol.
De esas luces que yo veo
ella una la encendio.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos