Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

domingo, octubre 19, 2008

CÓMO DESCONCENTRAR A LOS ESPAÑOLES

Crab miraba el torneo de Madrid, y de tanto en tanto, siempre fiel a ese llamado ancestral, echaba embelezado una ojeada de reojo a las cuidadosamente elegidas ball-girls.
Todas esbeltas, de elegante silueta, con polleritas a media pierna mostrando exactamente lo mostrable pero dejando adivinar el resto, y con ceñidas musculosas que revelaban ese par de cosas inefables que tienen siempre las mujeres (¡ay, gays, no saben lo que se pierden!).
Y Crab pensaba al mirarlas: qué lastima que cuando él jugaba al tennis no había ball-girls. Y por otro lado, que le resultaría muy difícil mantener la concentración con semejantes cosas deambulando a su alrededor.
Y entonces se le ocurrió una idea que le regala a Morea, que seguramente estará en estos momentos en París leyendo este blog: ¿porqué no poner en Mar del Plata a un montón de ball-girls semejantes alrededor de Nadal y Ferrer, que sabemos no son insensibles a esos cantos de sirena? Apuesto a que se desconcentran.
Claro que nada garantiza que Nalbandian y Del Potro permanezcan imperturbables.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos