Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

martes, abril 14, 2009

Curiosidades ferroviarias


Estaba un día en Atocha, mirando las vías, porque el tren para Toledo que esperaba vendría dentro de una hora. Se me ocurrió calcular la distancia que había entre los rieles (trocha). Estimé alrededor de 1,50 mt.
Para asegurarme, le pregunté a un operario que caminaba entre ellos con una gran llave en la mano.
-143,5 cmts., -me contestó.
Me pareció una medida extraña. ¿No sería mejor 1,40 o 1,50, un número redondo, fácil para ser recordado por constructores y operarios?
-¿Y por qué?, -insistí.
-Porque las ruedas de los vagones tienen esa separación.
-Pero las ruedas son así por la distancia entre los rieles, ¿no le parece?
-Las cosas son así, porque son (con ese tipo de razonamiento, andá a seguir arguyendo con un gallego).
Pero me quedó tintineando, y pensé que alguna vez iba a escribir algo sobre esto: ¿Hasta dónde las cosas son porque son?
Resolví buscar una respuesta, aunque sin demasiadas esperanzas de encontrarla. Para mi sorpresa, hallé más de dos mil páginas dedicadas al tema. Una de las explicaciones más interesantes fue la siguiente: cuando se construyeron los primeros vagones de tren, se usaron las mismas máquinas herramientas que para la construcción de los carros. ¿Y porqué los carros tenían esa distancia entre ruedas? Porque los caminos fueron hechos de esa medida ¿Y quién decidió que los caminos se hicieran de esa medida? Y así llegamos a un pasado muy distante: fueron los romanos, grandes constructores de caminos, quienes lo decidieron. ¿Y cuál fue la razón? Los carros eran conducidos por dos caballos que, al ser colocados uno junto al otro, ocupaban 1,435 mts.
Así que la distancia entre los rieles usados por los modernísimos trenes actuales fue determinada por los romanos.
Cuando los inmigrantes fueron a los EEUU a construir"caminos de hierro", continuaron con el mismo patrón. Esto llegó a afectar la construcción de vehículos espaciales: los ingenieros norteamericanos pensaban que los tanques de combustible debían ser más anchos, pero eran fabricados en Utah y debían ser transportados por tren hasta el Centro Espacial en Florida, y los túneles no transportaban algo de mayor ancho. Así que tuvieron que resignarse a lo que los romanos habían decidido como medida ideal.
Descubrí también que para complicar aún más la vida de todo el mundo, países vecinos usan medidas diferentes. Así, un tren necesita parar en la frontera y traspasar todo su cargamento, en tanto Francia usa 1,43 mts. y España usa una separación de 1,67 mts.
Mi abuelo, que era ingeniero del Ferrocarril Central de Brasil, contaba que en Brasil sucedía lo mismo. Busqué confirmación en Internet y era cierto. Tienen cuatro medidas diferentes: la francesa, la española, 25.000 kms. con separación de un metro (¡no entendí!) y algunos kilómetros con 0,76 mts. de separación.
En la Argentina usamos en general 1,435, aunque también hay líneas que tienen lo que se llama trocha angosta, de un metro exacto, y alguna que tiene 1,676 mts.
Para ilustrar el gran kilombo en torno de este asunto, les dejo la lista de todas las trochas (10) usadas en el mundo, y los respectivos países que las usan:

Si en esto no nos hemos podido poner de acuerdo, ¿se imaginan problemas como la desaparición del analfabetismo, la lucha contra las enfermedades, la distribución más equitativa de la riqueza, la evitación de las guerras, etcs.?

Etiquetas:

5 Comentarios:

A la/s 1:53 p. m., Blogger Patricio Germán Caraballo dijo...

Muy buenos datos, aunque en uno puso 143,5 mts :)

Respecto a Argentina, no podía ser menos, tenemos de todo un poco.

Saludos!

 
A la/s 4:38 p. m., Blogger Mascaró dijo...

Corregido. Gracias por advertir, por visitar, y por leer con atención.

 
A la/s 7:22 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
A la/s 1:42 a. m., Blogger Francisco José dijo...

En Argentina, tambien se encuentra la trocha supereconomica de 762 mm usada en la trochita, y el ramal carbonifero de rio turbio.

 
A la/s 10:13 a. m., Blogger Mascaró dijo...

Gracias, Francisco José, por el ilustrador comentario. Se ve que sos un ferroviario de esos.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos