Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

viernes, diciembre 19, 2008

¿Represión o derechos humanos?

Una lectora se me queja en el post en el que ridiculizaba a un sheriff bien represivo de los EEUU, y dice, entre otras, que nos vendría muy bien tener un sheriff así.
Yo creo que son falsas opciones, en las que no me embarco.
Por supuesto a nadie le gusta que le roben en la calle y menos que encima de sacarle todo le peguen un tiro (aunque en este caso ni siquiera le dejan el derecho a quejarse).
Entonces proponemos toda clase de enérgicas medidas para terminar con la delincuencia.
¿Porqué no nos ponemos un poco a pensar cómo comenzó todo esto?
Yo creo que en el tema de la delincuencia se juntan al menos cuatro cosas: 1) la indignante pobreza que asuela a gran parte de la poblaciòn; 2) la droga que hace perder los límites, y genera además tal grado de dependencia que hace que no se reparen en medios para adquirirla: 3) la falta de énfasis por parte del gobierno en la educación, lo que genera muy pocas expectativas en una juventud carente de futuro; y 4) la inacción cuando no la complicidad policial.
Yodo comienza, sin duda, con Menem, que destruye la industria nacional, por un lado, y con la venta de todas las empresas del estado genera un pavoroso desempleo y el consecuente descenso del nivel de vida de la población: se genera desocupación, por un lado, y por otro crecimiento de la población de las villas, aumentada por gente que ahora pasa a carecer de vivienda. No voy a caer tampoco en que todos los villeros son ladrones, pero es cierto que las viilas sirven de aguantadero a muchos delincuentes, y cualquiera que viva decentemente en ellas está dispuesto a contarle detalles, si a Vd. le interesan.
La situación no cambia con de la Rúa, que no tuvo tiempo -supuesto que hubiera tenido intenciòn de cambiarla-, y mucho menos, lo estamos viendo, con los K.
El tema de la droga, es conocido. Los caudillos provinciales peronistas se apropiaron de ese negocio, con la complicidad de sus policías. Inmensas fortunas se acumularon a costa de sumir a gran parte de la población en ese infierno.
Cuando estaba Menem, yo veía el comienzo de todas estas calamidades, y pensaba: "bien, algún día nos libraremos de él, pero va a ser mucho más costoso librarnos de las calamidades que está instalando".
Todos nos quejamos, pero el poder del dinero de la droga es tal, que pasan los gobiernos, pero vemos que ninguno hace nada. No hay cómo oponérsele: lo puede corromper todo. O te compro, o te mato (ni siquiera te mato: le pago al que te matará).
No percibo solución, al menos en el corto plazo. No hay soluciones a lo Patti, ni a lo del sheriff yanqui, no nos engañemos, son sólo paliativos. Nada cambiaría demasiado, quizás sólo habría más delincuentes y policías muertos, pero seguiría habiendo delincuentes, quizás más, por afán de venganza o crecimiento de la desesperanza. Si no, el yanqui ya habría hecho escuela y en EEUU no habría delincuencia.
Nos quejamos de que la justicia "blanda". "garantista", deja delincuentes en libertad. Lo cierto es que, por un lado, actúa en general en cumplimiento de las disposiciones legales. Este es un círculo vicioso: si un presunto delincuente no es juzgado dentro de los dos años, debe ser dejado en libertad. La justicia, abarrotada de juicios a resolver, no puede hacerlo dentro de ese tiempo, y se ve obligada a liberarlos. ¿Solución posible? Crear mayor cantidad de juzgados. O sea, la solución está en el gobierno.
Por otro lado, las prisiones no tienen suficiente lugar para albergar delincuentes, lo cual, por supuesto, no se soluciona tampoco construyendo más presidios.
La solución a largo plazo es, he insistido muchas veces, la educaciòn. Sólo una población educada puede llegar a entender que la droga no es coluciòn a nada. Pero claro, como es una solución a largo plazo, y nosotros queremos que el problema se solucione ya, sigamos así, pidiendo policías fuertes y dejando la educaciòn de lado, porque se tardaría mucho.

Etiquetas:

1 Comentarios:

A la/s 6:26 p. m., Anonymous Maru dijo...

Crab, éste año sin planearlo, y por esas casualidades de la vida, Ud. de alguna forma ha dicho "presente" en la mía. Por eso no quería perder la oportunidad de saludarlo, desearle Felicidades y un muy buen comienzo de año. Que el 2009 lo sorprenda con nuevos éxitos. Un afectuoso saludo,Besos.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos