Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

domingo, diciembre 07, 2008

Ateísmo

Hoy termina un Congreso de Ateísmo que se está realizando en la Argentina.
Personalmente, Crab, que se siente no sabe muy bien si ateísta o agnóstico, no encuentra, en cualquiera de los dos casos, la necesidad de una militancia.
Comparte en ese sentido las palabras de la Jueza de la Suprema Corte, Argibay, quien dijo: "soy atea, pero no militante".
Si uno está seguro de sus creencias u opiniones ¿qué necesidad de hacer proselitismo?
Bueno, en cualquier caso, este congreso presenta una particularidad: en la última jornada, la de hoy, se oirá las opiniones de miembros de las comunidades religiosas.
Esto sí que es juntar el aceite con el agua.
Las religiones, que parten de la fe, y tienen por tanto un contenido altamente emocional, no tienen nada que ver con el ateísmo, puramente racional. ¿Qué pueden discutir o compartir? ¿En qué podrían llegar a ponerse de acuerdo, salvo en eso, la naturaleza disímil de sus creencias?
Pero debo descatar, eso sí, la actitud de los ateístas. ¿Imaginan ustedes algún congreso -de cualquier religión- en que se programe la participaciòn de la opinión atea?

Etiquetas:

3 Comentarios:

A la/s 7:38 a. m., Blogger Joan M. dijo...

Mi amigo Eduardo maneja una grúa en una obra.
El verano pasado llegué y saludé a Eduardo.

-Acaban de estar aquí –dijo- un par de muchachos Adventistas del Séptimo Día, para convencerme que me hiciera de su religión. A mí! que no soy de ninguna!. Los he mandado a paseo. Porque si un día me hago de una religión me haré de la nuestra, que es la verdadera ¿no?

 
A la/s 12:06 p. m., Blogger Mascaró dijo...

Casi la misma anécdota está contada en un libro que adoro, y uno de los libros a los que recurro de continuo: "La experiencia literaria", de Alfonso Reyes, de esta forma:
Un obispo protestante concurre a un congreso de su religión en Madrid, y aprovecha que se está haciendo lustrar los zapatos para bajar línea con el lustrabotas, hablándole de las bondades de su religión.
Y el lustrabotas lo interrumpe: "Pero monseñor, ¿no creo en mi dios, que es el verdadero, y voy a creer en el suyo?
Quizás tu amigo leyó "La experiencia literaria".

 
A la/s 5:54 p. m., Blogger Joan M. dijo...

O lo que sucede -Crab- es que el mundo es un pañuelo. Todos lo dicen.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos