Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

sábado, noviembre 15, 2008

Cuidado con los chinos

Como sabemos, los chinos cuando pueden meten el perro (y no solo en sus restoranes).
Con juguetes fabricados con pinturas nocivas, con medicamentos y alimentos vencidos, etc. O al menos éstas son algunas de las bolas que corren.
Ellos se han dado cuenta de que la gente comienza a desconfiar de los productos fabricado en China. Entonces, cuando pueden, ocultan el origen.
Para los que creen en los rumores mencionados, y quieren evitar consumir chinadas (de paso, ¿cochinada vendrá de ahí?) con lo que a colaboran, de paso, para aumentar la confusiòn, los taiwaneses que ponen a sus productos made in China, les contamos:
En el código de barras, los productos chinos se identifican con los tres primeros números 690,691 y 692.
Los productos taiwaneses, con el número 471.
Buena suerte.

Etiquetas:

3 Comentarios:

A la/s 4:15 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Creo que esta flojo que digamos "los chinos" cuando hablamos de algunos deshonestos, que los habrá en China como en todos lados. Miren si hablaran de " los argentinos" cuando recuerdan a Videla o a Astiz o a muchos otros.......acaso somos todos torturadores o asesinos..????No.Tampoco los chinos son todos corruptos. Se le pianto un error amigo Crab.

 
A la/s 4:55 p. m., Blogger Mascaró dijo...

Tenés razón. Aunque en el mundo se habla de "los argentinos" y, desgraciadamente, no sólo por Astiz y Videla. Acá Crab quería justamente imitar ese estilo de generalización. Pero no si vele si caben interpretaciones más literales y que seguramente hieren susceptibilidades.

 
A la/s 7:25 a. m., Blogger Joan M. dijo...

Hace ya muchos años, el humorista Gila, que ustedes conocen, decia por teléfono:

-Telefonista, deseo hablar con los Estados Unidos.
-...
-No, con todos no. Con uno.

No es nada ofensivo hablar de 'los chinos'. Cuando lo decimos ya nos entendemos.
Desde esta perspectiva generalizadora y aglutinante, afirmo que 'los chinos' están recibiendo de 'los estadounidenses' gran cargamento de la futura moneda AMERO, y a precio de costo: pagan sólo la tinta, el papel o el metal.

Esto permitirá a 'los orientales' tener fondos disponibles cuando comiencen a comerciar con 'los occidentales' de América del Norte, y de forma fluida necesiten pagar y cobrar las transacciones.
Los chinos, sí.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos