Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

domingo, octubre 26, 2008

Lydia Davis II

Continúo con la publicación de algunos cuentos de Lydia Davis (traducción de Crab), iniciada el 5 de octubre, y que aparecerán el año próximo editados por Bartleby Editores (se nota que el editor es muy leído)

BUENOS TIEMPOS
Cada tiempo malo compartido les producía un terrible sentimiento.
Éstos, sumados, serian por consiguiente el motivo de una amarga cadena de sentires que con los años habían atestado su vida en común.
Ya casi nada podía crecer en ese terreno oscuro.
Fue entonces, que ella sintió paz una mañana y hasta la noche, mientras cosía y leía en el cuarto contiguo.
Un día o dos más tarde la invadió la satisfacción, que prosiguió en la mañana y desde la noche anterior cuando él, en la cocina, le hacía compañía mientras lavaba los platos de la cena.
Si esos buenos tiempos persistían, cada uno de ellos redundaría provechosamente en cándidos sentimientos que quizá, pensaba, se multipliquen tan rápidamente como el cuadrado del cuadrado, como los ratones, o mejor aún como los hongos, que brotan de la espora aislada de un hongo padre emergiendo por la noche en multitud.
Estas proyecciones habrían de colmar de tal manera su vida con bienaventuranzas, que ahuyentarían los malos tiempos así como ellos, hasta ahora, casi habían barrido con los buenos.

Etiquetas:

1 Comentarios:

A la/s 10:18 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Que claridad y sencillez en la explicación de secuencias de momentos malos a buenos y viceversa. Me gustó más éste que el anterior. Como toda producción literaria uno se identifica con alguna y le gusta más.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos