Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

domingo, abril 06, 2008

Carta de Abraham Lincoln


Esta es una carta escrita por Abraham Lincoln a la dirección del colegio donde estudiaba su hijo.
Contiene consejos, que son aún vigentes para dirigentes, trabajadores, maestros, padres y estudiantes.

La carta
Él deberá aprender. Sé que no todos los hombres son justos ni veraces. Pero enséñenle, si pueden, la maravilla de los libros, y a la vez, dénle un tiempo de quietud para ponderar el eterno misterio de los pájaros en el cielo, las abejas al sol y las flores en la verde pradera. En el colegio, enséñenle que es mucho más honorable perder que hacer trampas...
Enséñenle a tener fe en sus propias ideas, aún cuando alguien le diga que está equivocado.
Enséñenle a ser amable con la gente amable y duro con los duros.
Traten de dar a mi hijo la fortaleza para no seguir a la multitud cuando persigue ideas fáciles.
Enséñenle a escuchar a todos los hombres; pero enséñenle también a filtrar todo lo que oye con el cedazo de la verdad, y a tomar solo lo bueno que logra atravesarlo.
Enséñenle, si pueden, cómo poder reir cuando está triste.
Enséñenle que no hay que avergonzarse de las lágrimas.
Enséñenle a burlarse de los cínicos y a tener cuidado con el exceso de dulzura.
Enséñenle a vender su fuerza física y su cerebro al mejor postor, pero a no poner precio a su alma y a su corazón.
Enséñenle a cerrar sus oídos al aullido de la multitud, y a mantenerse firme y pelear si piensa que está en lo correcto.
Trátenlo gentilmente, pero no lo mimen, porque sólo la prueba del fuego hace el buen acero.
Permítanle tener el coraje de ser paciente. Déjenle la paciencia de ser bravo. Enséñenle siempre a tener sublime fe en sí mismo, porque sólo entonces tendrá fe en la humanidad.
Estas son encomiendas difíciles, vean lo que pueden hacer. ¡Es una pequeña persona tan encantadora mi hijo!

-Abraham Lincoln

Etiquetas:

1 Comentarios:

A la/s 2:55 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

me encontre una carta de abraham lincon del 1865 noviembre y quiero saber si es genuina si hay alguien que me pueda alludar con teste por este medio

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos