Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

lunes, marzo 22, 2010

Leyendas urbanas

Hace unos días, una amiga me manda un mail con esta

información:

Tres mujeres llegaron a distintos hospitales en un plazo de 5 días, todas con los mismos síntomas. Fiebre, escalofríos y vómitos, seguidos de colapso muscular, parálisis, y por último, la muerte.

No había señales externas de ningún trauma. La autopsia reveló que había toxicidad en la sangre.
Estas mujeres no se conocían entre sí, y parecían no tener nada en común.
Sin embargo, se descubrió que todas habían visitado el mismo restaurante, unos días antes de su muerte.
El Ministerio de Salud ordenó investigar el restaurante.
Inspeccionaron y realizaron pruebas de todo: los alimentos, el agua, el aire acondicionado, y no descubrieron nada.
La oportunidad llegó cuando llevaron al hospital a una mesera del restaurante, que tenía síntomas similares. Les dijo a los doctores que había estado de vacaciones, y sólo había ido al restaurante a recoger su sueldo.
No había comido ni bebido nada mientras estuvo allí, pero sí había usado el
baño.
Allí fue cuando un toxicólogo, recordando un artículo que había leído, se fue en su coche al restaurante, entró al baño, y levantó la tapa del excusado.
Debajo del asiento, sin que se pudiera ver a simple vista, halló una
araña pequeña.
La araña fue capturada y llevada al laboratorio, donde determinaron que era la
Telamonia de Dos Rayas (Telamonia dimidiata), llamada así por su color rojizo.

El veneno de esta araña es sumamente tóxico, pero puede tardar varios días para surtir sus efectos.
Son de clima frío, oscuro y húmedo, y en los bordes de los excusados tienen justo el ambiente que les gusta.
Varios días después llevaron a un abogado a la sala de urgencias de un hospital. Antes de morir, le dijo al doctor que había estado en un viaje de negocios. Aunque no visitó ningún Restaurante, sí tenía en su nalga derecha, como todas las demás víctimas, una pequeña herida que determinaron que era una picadura de araña.

El Consejo de Aeronáutica Civil (CAB) ordenó la inspección inmediata de los baños de todos los vuelos procedentes de la capital, y descubrieron nidos de la Telamonia de Dos Franjas (Telamonia dimidiata) en 4 aviones distintos.
Ahora creemos que estas arañas se pueden encontrar en cualquier parte del país.
Así que por favor,
antes de usar un excusado público,
levante el asiento para revisar si hay arañas.¡Eso puede salvar su vida!, y por favor, circule este correo a toda la gente que signifique algo para usted.

Crab, que suele desconfiar de este tipo de información, recordó que hay unas 30 especires de arañas venenosas, entre las cuales no recordaba la Telamonia. Así que por las dudas, se fue a Google, que lo remitió a la Wiki, y ahí encontró:

La telamonia de dos rayas (Telamonia dimidiata) es una araña araneomorfa de la familiaSalticidae que habita en las selvas tropicales lluviosas de Asia. No segrega ninguna toxina que pueda causar daño significativo al ser humano.

Mito urbano

En octubre del 2002 se suscitó una cadena de mensajes por correo electrónico "advirtiendo" que la Telamonia dimidiata era sumamente venenosa, que le gustaba vivir en el ambiente oscuro, húmedo y frío debajo del borde de los asientos de los retretes y que había provocado varias muertes de personas que estuvieron en los sanitarios públicos de un restaurante y de algunos aviones.

Toda esa información resultó falsa;1 tales eventos nunca ocurrieron. Se descubrió que esta broma era el refrito de otra versión similar que empezó a circular a mediados de 1999, sólo que en esa ocasión era otra especie de araña inexistente, los nombres de los lugares eran otros, pero el guión de la historia era el mismo, igual de falso, con la única intención de crear pánico aprovechando el desconocimiento de la mayoría de la gente sobre esta especie de araña.

Asimismo, los nombres de los restaurantes, instituciones médicas y aeropuertos mencionados en esos correos electrónicos, algunos son obsoletos y el resto son ficticios. Además del mito de que su veneno es mortal, otro detalle es que el ambiente que ofrece el clima tropical de las selvas asiáticas, el cual es el hábitat natural y verdadero de la Telamonia dimidiata, que aunque sea lluvioso, es completamente opuesto al ambiente oscuro y húmedo del interior de un retrete.

La broma (originalmente difundida en Idioma inglés) se propagó en varios idiomas alrededor del mundo y nació de esta forma la leyenda urbana, cuya versión original en ciertas ocasiones ha sufrido algunas modificaciones y adaptaciones según el país donde se difunda la broma, pero con la misma protagonista: la telamonia de dos rayas. (Véase el caso de Chile http://www.publiwarez.com/?p=1312).

Ahora, la gran pregunta. ¿quién ppuede ser tan pelotudo y con tanto tiempo de sobra como para dedicarse a sembar el pánico en la gente, mucha de la cual no terminará de leer o leerá mal el artículo, y a partir de ahí no se sentará en el asiento de un baño en un avión o restorán? ¿No está bastante jodido este país -y este mundo-como para que nos dediquemos encimia a estropearlo más aún?

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos