Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

miércoles, febrero 24, 2010

Los antinobel

Todos conocemos los premios Nobel. Pero existen, menos conocidos, los antinobel, denominados IGNobel -que podría traducirse como innobles.

Son nobel alternativos que otorga la Universidad de Harvard, en EEUU, desde 1991, y se conceden a trabajos de investigación improbable, y en su última edición, distinguieron a Elena Bodnar, en Salud Pública, por inventar un sujetador que se convertía en un par de caretas antigás. El de la Paz fue otorgado a un equipo suizo que investigó experimentalmente qué es más dañino: recibir un golpe en la cabeza con una botella llena, o con la misma botella, pero vacía. El de Economía a los responsables de cuatro bancos suizos que aseguraron haber confirmado que los bancos pequeños pueden convertirse fácilmente en grandes bancos y al contrario.
No crea que son tan despreciables: auténticos premios Nobel suelen ser los encargados de entregar los galardones, que tienen como finalidad hacer reír, y luego pensar.
Otros años se ha premiado a dos británicos por una demostraciòn de que las vacas que tienen nombre propio dan más leche que las que no lo tienen; a un investigador del efecto de la música country en el suicidio; al inventor de testículos de plástico para perros, en tres tamaños y con tres tipos de rigidez; y a un profesor que profundizó en "la necrofilia homosexual del ánade real". Sin comentarios.
Si se otorgaran IGNoble por decisiones jurídicas, seguro que el galardón al sin sentido se lo hubiera llevado la absolución del ex actor y ex deportista norteamericano O. J. Simpson por el asesinato de su ex mujer Nicole Brown y del amante de ésta, Ronald Goldman, en 1994, aunque luego un jurado civil de California le condenó a indemnizar a los herederos de las dos víctimas con más de 33 millones de dólares, por entender que era responsale de sus muertes. O sea, inocente, pero culpable.
Dejo a mis compatriotas argentinos las sugerencias, en este terreno, de cuántos jueces podrían ganar aquí el galardón.

Etiquetas:

1 Comentarios:

A la/s 9:18 p. m., Blogger Amelia y Héctor dijo...

Me preocupa, ciertamente, la necrofilia homosexual del ánade real. Eso sí, no menos me preocupa la producción de leche de las vacas bautizadas y, aunque no lo creas, es de mi interés el conocer si las pulgas de los perros saltan más que las de los gatos (eso no lo has contado) o el tamaño de los ápositos testiculares en latex, para cánidos.

Un saludo, desde España.

Amelia

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos