Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

domingo, febrero 14, 2010

Los gatos

No es novedad para mis cuatro fieles seguidores que a Crab le gustan los gatos. En tanto que el perro está siempre jodiendo a nuestro alrededor, haciéndonos tropezar, incondicionalmente, le demos o no comida, el gato sólo se digna ofrendarnos un maullido cuando tiene hambre. Después se echará a la sombra (en verano) o cerca de una estufa (en invierno), y nos dejará de embromar hasta que vuelva a tener hambre.
El perro comerá glotonamente todo lo que le servimos, como si fuera la última comida de su vida. El gato comerá lo estrictamente necesario, y por más que le agreguemos comida, se alejará con una desdeñosa ojeada de reojo, sin siquiera considerarlo.
El gato es gato desde el comienzo de los tiempos. A lo sumo se habrá mezclado con otros semejantes y habrá cambiado algún color, pero sin degenerar. En cambio el perro... ¿en realidad, qué cosa es un perro?, ya que hay de miles de razas distintas, de pelos, colores, envergaduras y complexiones diferentes, inmensos y diminutos. Y eso los de "raza". No hablar de los que podemos cruzar en la calle.
Y seguiría con las diferencias, siempre favorables al gato.
Pero Crab no está solo.
Aquí hay una larga lista de opiniones de autores prestigiosos.

El gato posee belleza sin vanidad, fuerza sin insolencia, coraje sin ferocidad, todas las virtudes del hombre sin sus vicios
Lord Byron
No existen gatos vulgares
Colette
La actitud ociosa de los gatos es pura apariencia; en realidad siempre están ocupados en algún asunto importante
Thomas Seymour
Los gatos se muestran enormemente pacientes ante las limitaciones de la mente humana
Cleveland Amory
Un gato enroscado sobre sí mismo guarda misterios que jamás podremos imaginar.
Walter Scott
Cuando juego con mi gata, nunca sé si en realidad no soy yo quien le sirve a ella de pasatiempo
Michel de Montaigne
Si los gatos pudieran hablar, no lo harían.
Nan Porter
Hay dos sistemas para huir de la miseria humana: tocar el órgano y contemplar los juegos de los gatos
Albert Schueitzer
He estudiado a muchos filósofos y a muchos gatos. La sabiduría de los gatos es infinitamente superior
Hippólito Taine.
No existe, verdaderamente, una sola cualidad del gato que el hombre no debería tratar de emular para mejorar.
Carl von Vechten
Si el hombre pudiera cruzarse con el gato, esto mejoraría al hombre, pero deterioraría al gato.
Mark Twain
El gato es doméstico sólo cuando le conviene
Saki
Los gatos son distantes, discretos, impecablemente limpiocs y saben callar ¿Acaso hace falta más para considerarlos una excelente compañía?
Reina María Leszcysanka
Es una tarea muy difícil ganar el afecto de un gato. Será tu amigo si siente que eres digno de su amistad, pero nunca será tu esclavo
Theofile Gauthier
Los gatos poseen una absoluta honradez emocional. En cambio, los seres humanos, por una u otra razón, suelen ocultar sus pensamientos. Un gato nunca lo hará
Ernest Hemingway
Cualquier propietrario de un gato dirá con razón que los gatos viven en las casas mucho mejor que los hombres. Incluso en los espacios más horriblemente cuadrados, saben encontrar los rincones propicios.
George Perec
Mefistófeles casero, está tumbado al sol.
Es un gato elegante con gesto de león
Bien educado y bueno, si bien algo burlón.
Federico García Lorca

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos