Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

viernes, febrero 19, 2010

Marichalar

¿Quién conoce al ex-príncipe consorte Jaime de Marichalar? Casi nadie, por cierto, y se le conocerá mucho menos ahora, cuando Crab les cuente lo que le sucedió.

Era el cuarto hijo del VII conde de Ripalda, así que la condesía se la llevó el hermano mayor, Amalio. Pero el atildado joven encandiló a la hija mayor del rey de España, y protagonizó la boda del año, y se convirtió en el duque de Lugo y en Grande de España. además de miembro destacado de la familia real.
Desde entonces, claro, empresas y fundaciones se lo disputaron. Era resultado de sus conocimientos de gestión empresarial y marketing, pero sobre todo, de su nueva condición aristocrática, que siempre ayuda. Pero el sueño duró sólo lo que la felicidad de la pareja: poco más de un decenio. Las realezas de hoy ya no esconden sus desamores onyugales como antaño, así que un comunicado oficial anunció de manera creativa el divorcio de la pareja como "cese temporal de la convivencia" y marcó el princ ipio del fin del efímero duque.
No fue sólo exulsión del paraíso, sino también un lento descenso a los infiernos.
En diciembre de 2007, un mes después del anunciado divorcio, Jaime tuvo que dejar el palco del Bernabeu para pasar a ver el fútbol desde las tribunas. Meses más tarde, el Museo de Cera retiró su réplica del retablo real para colocarla en la sala taurina. A partir de hoy languidecerá en el desván con otras estatuas devaluadas Las empresas comenzaron a prescindir de él en sus consejos de administración, y las fundaciones barrieron su nombre de sus presidencias (Portland, Axa, Winterthur, Sociedad General Inmobiliaria).
El divorcio oficial llegó el 17 de diciembre pasado, y con él la pérdida del ducado y del título de Grande de España.
Paro había aún una esperanza. Con todo, Jaime, padre de dos nietos del monarca, seguía siendo de la familia. Sin embargo, la Casa del Rey le acaba de borrar de la foto oficial, como en su momento hizo Stalin con su enemigo Trotski: una carga de profundidad simbólica en España, desde que Alfonso Guerra acuñó aquello de "el que se mueva no sale en la foto".
Sic transit gloria mundi.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos