Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

jueves, enero 24, 2008

Los jesuitas controlan la masonería, matan a un emperador japonés y a Bruce Lee, provocan la guerra Japón-EEUU, y la guerra de Vietnam.

Seguimos con el desopilante relato (basado en la teoría conspirativa) de Eric Phelps sobre el poder y la influencia de los jesuitas.

En el número de junio del 2001 de The Spectrum, publicamos un artículo de Sherman Skolnick en el que menciona no sólo a los jesuitas, sino que nos revela el increíble poderío financiero, el poder y el control ejercido en California y alrededores por la Mafia Japonesa, los Yakuza. Existe una vinculación entre ellos: los jesuitas controlan a los Yakuza. Para comprender porqué, es necesario remontarse a la historia de Japón. En 1619, Japón expulsa magnífica y justamente a los jesuitas de su Imperio. Les jesuitas se vieron impedidos para siempre de entrar en territorio japonés. En seguida, los japoneses expulsaron a los portugueses, y luego a los españoles. Los únicos que pudieron seguir comerciando con Japón fueron los holandeses, los protestantes holandeses. Pero cuando los jesuitas comenzaron a tomar el control de nuestro país, tomaron el control del Ministerio de Defensa. Y éste quien envió al Comodoro Perry a Japón, en el año 1853-54. Es entonces cuando abre a Japón al comercio internacional. Los “extranjeros” pudieron entrar de nuevo a Japón. Y se ocuparon de desencadenar una agitación popular y una revolución. El Emperador reinante en Japón, un hombre joven de 35 años, quizo librarse de los jesuitas, pero fue asesinado.
Según Ryu Ohta, mi amigo japonés, se les cuenta a los japoneses que fue asesinado por la Casa de Sazón (los judíos). Pero en realidad el Emperador fue asesinado por los jesuitas, y su hijo se convirtió en Emperador de Japón de 1873 a 1912, y en el abuelo del futuro Hiro Hito.
Este emperador era un hombre joven cuando accedió al poder. Reinó durante todos esos años. Les jesuitas aprovecharon para destituir al Budismo de su estatus de religión de estado y para arrogarse progresivamente todos los poderes, ejerciendo su control sobre la dinastía. Luego utilizaron al Japón para desencadenar una guerra con los Estados Unidos con el fin de eliminar el máximo de budistas en Extremo Oriente y de debilitar a los protestantes norteamericanos. Tuvieron éxito por ejemplo en hacer masacrar a los misioneros protestantes de Extremo Oriente, en tanto que por su parte los misioneros católicos no fueron jamás inquietados por el ejército japonés. Esto es destacado por la revista jesuita América, escrita y publicada en 1943 o 1944. Fue así como los jesuitas ejercieron su poder sobre el Emperador, y por lo tanto, sobre los Yakuza. Luego, los jesuitas detentan el poder e intentan conservarlo. Se arreglaron para controlar a Hiro Hito, y hoy, supervisan a los Yakuza en Japón y en California. Existe un libro llamado el Tai Pan, escrito hace mucho tiempo. Se trata de una sociedad secreta, que gobierna en los hechos. Teóricamente gobiernan con total independencia. Gobiernan conjuntamente con el monarca. El monarca de Japón está sometido al Papa Negro, por lo tanto, el Tai Pan está también a sus órdenes.
Debemos explicar que la Compañía de Jesús no es una orden religiosa. Es una orden militar. Cuando adoptan la suavidad de circunstancia para introducirse en un país y hablar de Cristo, de Dios y de religión, lo que ellos quieren, en realidad, es apropiarse del poder y las riquezas, y someter a cada país al poder temporal, terrestre y político del Papa. Tanto con los judíos sionistas masones, como con los masones Yakuza: los masones unifican las religiones en una sola. Los jesuitas tiran los dados, porque son ellos los que han escrito los ritos masónicos.
Sabemos que los jesuitas redactaron los primeros veinticinco grados del Rico Escocés de la Francmasonería, desde el Colegio de Clemont, que se transformó en el Colegio Louis Le Grand, en París. Los jesuitas redactaron esos ritos en 1754.
Creo que el Caballero Ramsey lo era, así como el Caballero de Bonneville. ¿Recuerdan los automóvilers Bonneville y Pontiac? Eran jesuitas. Y tenemos al querido Adam Weishaupt, que era jesuita y masón. Y estaban también los Rothschild Luciferianos.
Sabemos que Pedro Arrupe era masón, él, que era General Jesuita. Pedro Arrupe era masón y miembro del partido comunista español. Sabemos igualmente que los jesuitas estaban implicados en la redacciòn de los 8 últimos grados del Rito Escocés de la Francmasonería.
Volvamos a los Yakuza. Según Skolnick, los Yakuza están a la cabeza de numerosos negocios en este país, y detentan y controlan numerosos bancos en California y alrededores. Pero se trata de una fachada, como la de no importa qué mafia, como la mafia italiana, que sigue siendo la primera en términos de crimen organizado no importa que J. Edgar Hoover, fundador del FBI, haya declarado que “jamás existió”. Pura estupidez, es justamente una fachada. Genera los bienes financieros y el dinero del Vaticano.
Los Yakuzy serían la tercera parte de confianza de la que hablamos. Y estaría igualmente tentado de creer que hay una relación con la muerte de Bruce Lee. Bruce Lee no acodaba con la iglesia católica. Y hablaba demasiado.
Reveló ciertos secretos de las artes marciales, etc., y no se entendía con el Vaticano. Recordemos que se había enemistado con Hollywood, y que la mayor parte de sus filmes se realizaron en Hong Kong. Su hijo encontró igualmente la muerte poco tiempo después, en un escenario de filmación. Sabía algo. Y bien evidentemente, como Jackie Kennedy, Linda Lee se refugia en el mutismo. He ahí dos muertes en las cuales las Sociedades Secretas están implicadas.
Mencionemos de paso a Bobby Kennedy. Sabemos que el oficial Thane Eugene Cesar es quien apretó el gatillo y le dio atrás del cráneo con un ’22. El oficial Cesar era empleado de la Lockheed Corporation. Son los jesuitas, según Avro Maniatan, quienes controlan la Lockheed.
Y del mismo modo que Lee Iacocca envía a su Jefe de Seguridad para conducir la limusina acribillada de balas de Kennedy de Washington a Cincinnati para hacerla reparar, no sé qué Caballero de la Orden de Malta responsable de la Lockheed Corporation manda al oficial Cesar para controlar la seguridad de Robert F. Kennedy, a quien mata de un balazo.

Etiquetas:

9 Comentarios:

A la/s 11:56 a. m., Anonymous sacerdote católico dijo...

Soy lector asiduo de Ricardo de las Heras (creo que pseudónimo de Gonzalo Altozano de Época o de Ricardo de la Cierva), también de otros autores.
Hoy he leído un reportaje en La Vaguardia de Barcelona de un jesuita, Valentí Fàbregas Escatllar.
Sus argumentos masónicos me han recordado tanto a la logia negra de masones jesuitas, tanto tanto tanto, que o mucho me equivoco o estamos ante uno de ellos.
En una radio he escuchado un comentario alusivo al grado 30º o más de don Valentí Fàbregas Escatllar.
Deseo que alguien me aclare este tema, porque la duda me conmueve por momentos.

 
A la/s 11:57 a. m., Anonymous sacerdote católico dijo...

la logia negra es la de Ferrer Benimeli que denunció de la Cierva en ZP tres años de gobierno masónico.

 
A la/s 8:00 a. m., Blogger Juan Antonio dijo...

Jamas he visto comentarios tan absurdos, faltos de pruebas, carentes de base, etc. etc. como los que acabo de leer. Acusar a la Compañia de Jesus de todas estas sandeces me parece de tan mal gusto, como de falta de veracidad. Por favor vamos a ser serios y no lanzar imprecaciones contra los demas, y mas un tan infundadas, flaco favor le hace a este for.

Gracias.

 
A la/s 12:09 p. m., Blogger Mascaró dijo...

Les recuerdo (sobre todo a Juan Antonio), lo que digo en el prólogo al post del cual éste es continuación: "esta es una muestra más de las teorías conspirativas, que toman a una institución o grupo social y las culpan de todo lo malo que sucede en el mundo". De ningún modo supone que el autor del post comparta estas ideas. Simplemente se exponen como curiosidad o formas de delirio.

 
A la/s 3:03 p. m., Blogger Juan Antonio dijo...

Buen recordatorio, disculpeme no haberlo tenido en cuenta.

Gracias

 
A la/s 4:14 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

No me sorprende que se tache a los Jesuitas de Masones, A Jesucristo lo acusaban de curar y expulsar demonios con el poder de satanas.

 
A la/s 12:14 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

1.La masonería fue fundada por jesuitas.
2.El Papa y la iglesia católica sirven a la masonería.
3.La ONU fue fundada por masones.

 
A la/s 8:18 a. m., Anonymous Gabriel Astengo dijo...

CALLENSE DROGADICTOS !

 
A la/s 1:12 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

E Ignacio de Loyola era extraterrestre. Simuló su muerte, fue puesto en estado de animación suspendida y lo descongelaron en 1914, adoptando el nombre de Lenin.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos