Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

lunes, junio 28, 2010

El offside de Tévez

El primer gol contra Méjico de Tévez fue un evidente offside. Que nos haya puesto contentos es otra cosa, e incluso yo creo que si hubiera estado en el lugar de Tévez, difícilmente hubiera ido a decirle al árbitro: "mire, no, no lo cobre porque estaba en offside".

Además, la pantalla gigante del estadio lo mostraba tal como lo mostró desde diferentes ángulos nuestro televisor en casa. Eso volvió locos a los mejicanos, que se le fueron encima al juez de línea a reclamarle que mirara la pantalla y se rectificara.
Lo que hizo, al punto de ir y decirle al árbitro titular que modificase el fallo porque se había equivocado. Pero Rosetti no le hizo caso, ya que una vez dictado un fallo no se puede rectificar. Y menos aún sobre la base de la tecnología, que no puede interferir en los fallos.
Por supuesto, como dijo un cronista de La Nación, a estas alturas el operador de la pantalla gigante del estadio ya se quedó sin trabajo.
Ahora bien, ¿cuál fue el comentario oficial de la FIFA? Cualquier persona sensata podría pensar que "en lo sucesivo en estos casos tomaremos en cuenta la evidencia que señalan los medios de registro oficiales". No, nada de eso. Eso hubiera sido si en la FIFA prevaleciera la sensatez. El comentario fue que "en el próximo Mundial se prohibirán las pantallas gigantes de los estadios".
O sea, podemos equivocarnos, pero no lo hagamos evidente.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos