Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

domingo, mayo 16, 2010

¿Albinos en África?

¿Porqué no? Le puede tocar a cualquiera. Pero es jodido: muchos creen que su piel trae riqueza y buena suerte, por lo que los hacen objeto de descarnadas cacerías. Hay albinos a los que les han cortado los dedos, les han cortado su pelo o la cabeza para usarlos en rituales.

EnTanzania fueron secuestrados el último año 40 albinos, y 10 cayeron en Burundi y Congo. Se les quitó la piel para trocearla y contrabandear con ella. Hay aldeas donde se cree que son blancos porque la mujer cometió adelterio con algún hombre de ese color, así que también los matan.
Adboulaye Coulibaly (foto) es el primer albino que obtuvo el status de refugiado en España. Llegó el 29 de marzo en un cayuco desde Mauritania, con otros 65 subsaharianos a bordo.
A Coulibaly también lo persiguieron varias veces para sacarle la piel. La última, cerca del estadio Veintiséis de Marzo de Bamako: lo metieron en una furgoneta e iban a llevárselo, pero gritó tanto que consiguió ayuda. Desde entonces sólo soñó con dejar Malí.
La travesía fue un infierno: su delicada piel quedó manchada de quemaduras. Al tercer día, su sueño pudo quedar trunco. El motor se estropeó, y hubo algunos que gritaron que la culpa tenía que ser suya.
"Soy negro, mi piel es blanca", dijo un albino célebre, el músico Salif Keita. Su fundación apoyó el pedido de asilo de Coulibaly. Se cumplió así su sueño.
Felicidades.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos