Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

viernes, abril 30, 2010

Crab en Río - EL DUEÑO de Majul

Crab pasa sus habituales vacaciones anuales en Río, visitando a su hija y nietas. Por eso el blog luce descuidado.
Pero como es un tiempo poco propicio para playa (hace unos días que está lloviendo), lo hemos dedicado un poco a la lectura.
Leí el libro de Majul. Crab, que disfruta del humor, no tuvo muchas oportunidades de disfrute aquí. Majul carece de esa virtud.
Pero tiene otras: un intenso afãn por la investigación, un ingenioso y paciente entrelazar de hilos para combinar relaciones, que ponen de relieve un entramado infernal. Por fin, una escritura que, si bien es harto repetitiva, es de agradable lectura.
Es un libro de mãs de 500 páginas, que devoré en tres días, dedicándole todo mi tiempo libre.
Lo recomiendo. No como literatura, claro, sino por la cantidad de información irrefutable que proporciona. No sería posible, con los datos aportados, probar nada en un proceso judicial, pero la cantidad de "coincidencias" comprobadas, constituye una evidencia que reemplaza a mi juicio la carencia de pruebas. Seguramente también para los juzgadores que se aboquen a resolverlos, en los casos en que se haya hecho la presentación respectiva.
Es un libro que provoca un montón de sentimientos: repulsiõn, indignaciõn, e imaginen el resto de sinõnimos.
Cómo se puede tramar tan tremendo y abarcativo asalto a las riquezas de la nación, cómo se puede ejercer immune e impunemente el poder.
Yo pensaba que después de Menem nada podía asombrarme. Pero K. lo supera en todos los terrenos.
!Pobre país!
Como el caso merece difundirse, tengo la versiõn digitalizada a disposición de quienes lo soliciten por correo privado (ver Perfil)

Etiquetas:

2 Comentarios:

A la/s 6:25 p. m., Anonymous ruibarbo dijo...

Por fin Crab respiró. Fue una larga sumergida que por momentos me tuvo preocupada. Pero como Tu Sam, apareció. Me alegra poderlo leer nuevamente. El Dueño lo lei ,qué casualidad, en Brasil también este verano. Quiero decirle que muy a pesar mio me amargó más de una noche pensando en nuestra pobre argentina peronizada y corrupta hasta los tuétanos. Es un libro para consultar y releer con el diario en la mano. Todo flotará como los cadáveres putrefactos? Beso Crab y disfrute de la familia.

 
A la/s 11:45 a. m., Blogger Mascaró dijo...

Agradezco los buenos deseos, y sobre todo el beso.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos