Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

martes, septiembre 08, 2009

La era de Internet

Estar en la era de Internet implica:

1. Accidentalmente tecleas tu contraseña en el microondas.
2. Ya no jugás solitario con cartas verdaderas hace años.
3. Tenés una lista de 15 números telefónicos para ubicar a tu familia de sólo 3 miembros.

4. Le enviás un e-mail al que se sienta a tu lado.
5. La razón que tenés para no estar en contacto con tu familia es porque ellos no tienen correo electrónico.
6. Te quedás atorado en el tráfico y usas tu celular para ver quién esta en tu casa.

7. Cada comercial de televisión tiene su página de Internet en la parte de abajo.

9. Salir sin celular, el cual no habías tenido durante tus primeros 35 años de vida, te hace entrar en pánico y regresar a buscarlo.

10. Te levantás en la mañana y te conectás antes de tomar tu café.
11. Ya no contás chistes... ahora los
REENVIAS.
12. Miras a tu alrededor para que nadie te sorprenda sonriendo como idiota enfrente al monitor.

13. Peor que eso, ya sabés a quien le vas a enviar esta gilada que estás leyendo.
14. Estas tan ensimismado leyendo esto que no reparaste que faltó el número 8 en lista.

15. Regresaste para comprobarlo, efectivamente no está y otra vez sos un pelotudo

16. Ahora te estás riendo de vos mismo. ¿por qué será? (pss pss.. por pelotudo, claro).

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos