Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

domingo, septiembre 09, 2007

El amor ¿otra vez?


Una mariposa se posó sobre mi hombro. Leve, sutil.
Y ahí pareció se quedaría, con un tenue aleteo.
Hermosa. Nunca había visto tanta belleza. No pude resistir (¿qué pasa con la belleza, que no nos alcanza con contemplarla, que queremos poseerla?) y tendí la mano. Con levedad. A medida que mi mano se acercaba, su aleteo se hizo más acentuado. Final, y fatalmente, voló.
La vi partir hacia mi olvido. Quedé apenado. Hubiera querido que permaneciera.
Días después volvió. Ahora no tan decidida. Dio unas vueltas en torno, como pensándolo (¿las mariposas piensan?). Me quedé quieto, volvió a posarse.
Ya era como si me perteneciera. Ya no tenía necesidad de atraparla. Sólo debía cuidar mis movimientos, hacerlos más cautelosos… Claro, el pausado aleteo proseguía. Quise creer que más lento ahora.
Pero fatalmente, hice algún movimiento brusco, supongo, y volvió a volar.
Otra vez sentí el sonido del cristal haciéndose trizas.
Volví a lo mío, que ahora carecía de sentido. Todo lo perdía sin ella.
Claro, lo que uno hace en estas ocasiones es culparse. Pensé que ciertamente era mi culpa, que sabía que era muy delicada, y que al menor movimiento -posesivo o no- volaría, como en efecto sucedió.
Juré que si volvía me cuidaría más, pero también pensé que, ya escarmentada, no volvería.
Mis amigos, enterados de mis avatares, comenzaban a aconsejarme: “que no me convenía, que era una veleidosa, que no era confiable, que si volvía, en cualquier momento volvería a irse y abandonarme. Y que alguna vez sería para siempre”.
Tal vez tenían razón… ¡Pero, dios, era tan hermosa! Estaba dispuesto a soportar cada vez el dolor de su partida, con tal de tener el inapreciable don de su regreso.
Pero unos días después volvió otra vez. La tercera. Bueno, sin dudas yo tenía algo con ella (eso era seguro), pero también ella algo conmigo. Sólo que la asustaba un poco. Y al parecer, ella no podía evitarlo.
Le hablé (¿nos entenderán las mariposas?):
-Bueno, al parecer algo nos une. Te vas, luego volvés. Quiero que te quedes conmigo para siempre. Estoy dispuesto a quererte, a cuidarte, a no hacer nada que cause tu espanto.
No sé si me entendió. Hasta ahora está conmigo. Y hasta a veces hace pequeños vuelos delante de mí, como para mostrárseme en toda su belleza. Y luego vuelve al que eligió como su lugar, bien cerca, siempre leve y tenue.
Los que conocen mis historias anteriores, saben que mi mariposa se llama Julia.

5 Comentarios:

A la/s 9:27 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

:)
disfruta, disfruta, disfruta.
ama
y..cuídala.



Rufs

 
A la/s 11:12 p. m., Blogger Crab dijo...

Te agradezco. Sobretodo sabiendo quién sos.

 
A la/s 11:14 a. m., Blogger tennisjournalist dijo...

Hola. Muy lindo y muy emotivo lo que escribiste. El dolor de la partida siempre se soporta sabiendo que habrá un regreso. Espero que te quedes con ella para siempre.
Te cuento que tengo un blog sobre literatura, cine, música, deportes y otras cosas. La dirección es http://todoloqueimagines.blogspot.com
Me gustaría que lo visites y me dejes tu opinión.
Saludos.

 
A la/s 3:11 p. m., Blogger Crab dijo...

Journalist: gracias por tu visita. Vi tu blog. Me gusta. Si querés linkeamos.

 
A la/s 5:56 p. m., Blogger Estrella dijo...

Crab, sigo fascinada recorriendo el aleteo de tu mariposa. Que seas feliz, muy feliz, dure lo que dure.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos