Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

jueves, junio 18, 2009

DÉJAME DORMIR, MAMÁ

Este poema lleno de sarcasmo fue escrito por José Aguilar Jurado, filólogo, medievalista, poeta satírico, humorista, periodista y educador español, que publica con el seudónimo de Fray Josepho de la Tarima. Aunque según otras fuentes, pertenece a Fray Junípero Serra(1713 - 1784) Religioso franciscano español, amigo y discípulo de San Francisco de Asís.
Vean cómo las costumbres permanecen, no importa la nación.

DÉJAME DORMIR, MAMÁ

Hijo mío, por favor,
de tu blando lecho salta.
Déjame dormir, mamá,
que no hace ninguna falta.

Hijo mío, por favor,
levántate y desayuna.
Déjame dormir, mamá,
que no hace falta ninguna.

Hijo mío, por favor,
que traigo el café con leche.
Mamá, deja que en las sábanas
un rato más aproveche.

Hijo mío, por favor,
que España entera se afana.
¡Que no! ¡Que no me levanto
porque no me da la gana!

Hijo mío, por favor,
que el sol está ya en lo alto.
Déjame dormir, mamá,
no pasa nada si falto.

Hijo mío, por favor,
que es la hora del almuerzo.
Déjame, que levantarme
me supone mucho esfuerzo.

Hijo mío, por favor,
van a llamarte haragán.
Déjame, mamá, que nunca
me ha importado el qué dirán.

Hijo mío, por favor,
¿y si tu jefe se enfada?
Que no, mamá, déjame,
que no me va pasar nada.

Hijo mío, por favor,
que ya has dormido en exceso.
Déjame, mamá, que soy
diputado del Congreso
y si falto a las sesiones
ni se advierte ni se nota.
Solamente necesito
acudir cuando se vota,
que los diputados somos
ovejitas de un rebaño
para votar lo que digan
y dormir en el escaño.
En serio, mamita mía,
yo no sé por qué te inquietas
si por ser culiparlante
cobro mi sueldo y mis dietas.
Lo único que preciso,
de verdad, mamá, no insistas,
es conseguir otra vez
que me pongan en las listas.
Hacer la pelota al líder,
ser sumiso, ser amable
Y aplaudirle, por supuesto,
cuando en la tribuna hable.
Y es que ser parlamentario
fatiga mucho y amuerma.
Por eso estoy tan molido.
¡Déjame, mamá, que duerma!

Bueno, te dejo, hijo mío.
Perdóname, lo lamento.
¡No sabía la fatiga
que produce el Parlamento!

Gracias Marichu

Etiquetas:

4 Comentarios:

A la/s 10:51 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Como me escamaba semejante lenguaje para la época del franciscano busqué más información: El poema no es de Fray Junípero sino de Fray Josepho de la Tarima, pseudónimo del profesor José Aguilar Jurado. Puede escucharse al autor recitando el poema en el programa La Linterna de la Cope de 8 de noviembre de 2008:
http://www.ivoox.com/dejame-dormir-mama-3-nov-08-audios-mp3_rf_5400_1.html

 
A la/s 1:09 p. m., Blogger Mascaró dijo...

Aclarada la duda, entonces. Aunque muchas entradas de Google la atribuyen a Fray Junípero. Sucede bastante a menudo en Internet, donde uno puede adjudicarle impunemente cualquier cosa a cualquier persona.
Gracias por la aclaración y también por la visita.

 
A la/s 10:17 a. m., Blogger Fabian dijo...

Como hizo Fray Junípero Serra (1713-1784) para ser amigo de San Francisco de Asís (1182-1226)?

 
A la/s 4:51 p. m., Blogger Mascaró dijo...

No sé si será el caso, pero bien puedo ser amigo tuyo aún sin conocerte...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos