Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

miércoles, febrero 18, 2009

MASCARÓ Y SUS LECTORES

Hace casi dos años comencé a conocer los blogs, y decidí volcar en uno muchas cosas que pensé podría ser interesante trasmitir.
Mi guía técnica era mi hijo, que ya iba por su 12o blog. (Él cuando siente que no tiene más que decir sobre el tema lo cierra y abre otro). Luego de abrir Mascaró, seguía leyendo otros y le pedía a mi hijo que me incorporara los ítems interesantes que encontraba. Un día le dije que sería interesante poner un contador de visitas. Me contestó que era un error, que luego me la iba a pasar viendo continuamente las visitas que tenía.
Bueno, no fue tanto así, pero es cierto que casi todos los días echo un vistazo al contador. Salvo algunos días espectaculares, en que ha llegado a 120, las visitas diarias que tiene Mascaró rondan las cuarenta.
Conozco alrededor de una docena, que sé me leen diariamente. Una es mi hermano, otra un ser amado, luego unos amigos fieles.
El resto me suscita unas cuantas perplejidades. Por ejemplo:
¿Por qué algunos veces he sobrepasado las 120 visitas? ¿Escribí alguna genialidad (lo dudo), que hizo que se corriera la voz que en Mascaró había algo de interés?
¿Los 40 diarios, son cuarenta personas que visitan diaria e invariablemente el blog, o lo hacen cada cinco o seis días, en cuyo caso el número de lectores que tengo sería de 200 o 250?
De la docena de visitas que conozco, sé sus opiniones porque me las hacen llegar por otros medios, pero del resto de visitantes no tengo feedback.
O sea, salvo algunos casos esporádicos, no sé qué piensan quienes leen Mascaró. Qué les gusta, qué les disgusta. Qué incorporarían, qué suprimirían. Silencio de radio.
Envidio (pero no con una envidia sana, con una de esas envidias bien jodidas) a esos blogs que tienen 30 o 40 comentarios diarios. Cuánto daría por tener sólo un par.
Eso produce una realimentación negativa.
De por sí desconfiado de mis calidades literarias, a veces me siento tentado de escribir cosas que considero originales y de interés, pero luego me disuado (y que fácil que me resulta disuadirme, con lo fiaca que soy): "¿pero para qué me voy a pasar la tarde escribiendo, si nadie me va a leer?"
De todos modos, hay unos treinta amigos que me siguen. Quisiera conocerlos. Saber quiénes son, qué hacen, si les gusta lo que hace, si tienen hijos, si piensan tenerlos, si son felices, si sufren, si podría ayudarlos en algo.
A veces, Crab, que no busca nada en especial porque su vida está (considera) agradablemente colmada (menos plata, que no le importa mucho, tiene todo lo que ha deseado), entabla interesantes relaciones. Algunas han durado, otras, luego de un tiempo, desaparecen. En algunos casos se entienden las razones. En otros no.
Bueno, así son las relaciones humanas.
Nos engañamos con las afinidades, con la literatura, la música, el cine, y todo eso, pero luego de un tiempo advertimos que hay algo más, nos damos cuenta que lo que el otro nos ofrece (o lo que nosotros ofrecemos al otro) no es suficiente, no colma nuestras expectativas y abandonamos. No vale la pena perder el tiempo, pensamos.
Un blog se parece un poco al amor.

12 Comentarios:

A la/s 2:06 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Un blog se parece en CASI TODO al amor, incluso en la discontinuidad de la relación autor/lector.
Uno de los motivos, creo, por los que no se comenta es que quien lee se cree en la obligación de ser tanto o más creativo/sagaz/ingenioso que el autor. Esto, claro, no es así, pero andá a convencerlos vos!

desde Cba,
Wal

 
A la/s 6:33 p. m., Blogger Mascaró dijo...

Pará, tampoco la pavada. No es para tanto. A veces, admito, siento que el ángel me roza con su ala, y que lo que escribo tiene cierto vuelo.
Las más de las veces, se me ocurren temas, pero mi exceso de autocrítica me hace quedar callado.
Los comentarios no tienen porque ser sagaces, ingeniosos, ni nada. Pueden ser tan solo un saludo, y uno se sentiría bien gratificado.
Mirá si no el comentario de la Tana de ayer

 
A la/s 8:53 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Perdon Don Crab...que quiere decir con eso de .."no tienen que ser ingeniosos, etc..etc..mirá sino el de la Tana de ayer.."..así no va....estrujo mi neurona para que me salga impecable y Ud me da ese recibimiento!! me ofendí..no escribo mas , asi nunca va a tener lectores. Solo volveré si pone alguna musica que me guste mucho, pero mucho...la Tana .

 
A la/s 11:37 p. m., Blogger Mascaró dijo...

¡No Tana, por dios, no te me enojes! La cosa es así, y por eso hay un punto que separa la frase: "Pueden ser tan solo un saludo, y uno se sentiría bien gratificado.
Mirá si no el comentario de la Tana de ayer".
Además, mirá, y te juro que no tiene nada que ver con tu enojo, sino que ya lo tenía pensado así, el tema musical de mañana te está dedicado.

 
A la/s 5:09 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Crab, debo confesar que un día me asomé por aquí y ya no pude escapar.
Disfruto de sus publicaciones y comentarios.
Algunos me resultan novedosos aún cuando refieran a historias olvidadas en el tiempo, cambios generacionales, supongo.
Saludos, espero que siga muy bien!

 
A la/s 5:58 p. m., Blogger Mascaró dijo...

Anónimo:
¿Será así? Mirá que al final me la voy a creer...
Hablando en serio, tengo una gran autocrítica, tanta, que siempre me digo: "después de leer a Shakespeare, a Cervantes, a Joyce y a Proust en los modernos, ¿qué puede uno agregar?".
Me parece que ya está todo dicho, y que todo esfuerzo en ese sentido es superfluo e inútil.
Están advertidos. Después ustedes no se quejen si sigo insistiendo. Ustedes tienen la culpa...

 
A la/s 11:13 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Insista Crab, es un gusto leerlo, y sin duda otro haberlo conocido, aunque sólo haya sido obra de las casualidades.
Saludos.

 
A la/s 11:13 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Insista Crab, es un gusto leerlo, y sin duda otro haberlo conocido, aunque sólo haya sido obra de las casualidades.
Saludos.

 
A la/s 3:30 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

No tema, Crab, lo seguiremos leyendo y disfrutando...aún a riesgo de seguir enalteciendo la magnitud de los clásicos

W

 
A la/s 7:21 p. m., Blogger Mascaró dijo...

Gracias a todos, en serio. Pero voy a pedirles un favor: que acompañen al "Anónimo", siquiera fuere con una inicial, así puedo saber con qué "anónimo" estoy hablando.

 
A la/s 4:32 p. m., Anonymous Fabio dijo...

pasé por esta misma etapa hace unos años , cuando comencé nadie leía mi blog, nadie le prestaba atención a lo que decía. Si, hoy soy de esos con 40-50 comentarios por post, pero en aquella época yo estaba muy fuera de todo y nadie se interesaba por lo que escribía.

Claro, pasaron 6 años y nunca vi tan clarament el sentido de "persevera y triunfarás" en internet como en un blog, si este sobrevive a los bajones del autor y su audiencia, crece, en un punto crece.

Ojo, los primeros 4 años fueron un desastre :D pero no me quejo, aprendí a escribir mejor para mis lectores.

Mi viejo comenzó hace muy poco y ahora ronda los 100 lectores diarios por lo que escribe y por alguna ayudita que le hemos dado para juntar público, pero logró conservarlos! no fueron visitantes casuales solamente.

un tip: imagenes. Los blogs de solo texto chocan a la vista de la mayoría, una fotito ejemplificando cada post y gana muchísimo interés, aunque la foto no tenga nada que ver :D

 
A la/s 11:19 a. m., Blogger Mascaró dijo...

Gracias, Favio, por tu extenso comentario. Te has tomado un trabajo que valoro.
Seguiré tus consejos.
Aunque, te confieso, a veces me invade el desánimo.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos