Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

sábado, abril 21, 2007

La muerte del limbo


Bien, los bebés ya pueden morir tranquilos sin ser bautizados: el papa acaba de decretar la muerte del limbo, esa especie de castigo indeterminado (en realidad no se sabía bien si era castigo o premio: consistía en no ver a dios por toda la eternidad, cuando el castigo es en realidad la idea terrible de eternidad, viendo o no viendo a dios) que había establecido algún papa, o alguien representante de dios con igual poder, para los infantes en esa condición.

Ahora bien, supongamos que el papa sea realmente el representante de dios en la tierra, y como tal, trasmitió de parte de éste la existencia de ese limbo. Y ahora resulta que decreta que ya no existe más.

¿Qué pasó, dios cambió de idea?

Me parece que aquí algo anda mal, y que la iglesia católica muestra una verdadera incoherencia. O una cosa o la otra.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos