Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

viernes, abril 27, 2007

Addenda al post de ayer

Olvidé hablar de los puntos de admiración y suspensión.
Ya en la primaria, nos enseñan que el punto que llevan ? o !, equivale al punto final de una oración. Por lo tanto, es superfluo, redundante, y constituye una falta de ortografía, colocarlo.
También es falta de ortografía suprimir los signos de inicio (¡ y ¿), como hace mucha gente, imitando a otros idiomas (en realidad la mayoría) en los que no existen. Para mí, a más de ser correctos, son necesarios. Muchas veces me pregunto, ante un texto en francés o inglés que no los tiene, dónde comienza una interrogación o una admiración.
Y para terminar, siempre con los signos, su repetición se supone que enfatiza la pregunta o la admiración. Es así, pero, ojo: hay que utilizar ese recurso con mucha prudencia, y no abuscar de él.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos