Mascaró


Alea jacta est

Crab no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este blog, que a veces ni siquiera comparte.

No toda la información aquí publicada ha sido debidamente chequeada. Ley 23444.

La idea de este blog es crear un espacio amable y compartir recuerdos, puntos de vista o apreciaciones con gente amiga o en proceso de serlo. Por tal motivo queda prohibido el acceso de energúmenos, cuyos comments serán eliminados. Crab atenderá y contestará por línea directa (ver Perfil) a todos los que quieran insultarlo, amenazarlo, amedrentarlo, despreciarlo o menoscabarlo. Quienes busquen sus efímeros 15´ de fama aquí, no los encontrarán.

Los contenidos de esta página pueden afectar creencias tradicionalmente aceptadas respecto de cualquier institución, grupo o individuos, tales como el estado, el gobierno, la iglesia, el sindicalismo, las fuerzas armadas, la familia, el capitalismo, el imperialismo, las madres de Plaza de Mayo, la Asociación Argentina de Fútbol, el Ejército de Salvación, la Organización Scoutista Argentina, los homosexuales, los negros, los judíos y los chinos. El acceso a la misma por parte de menores de edad queda librado por lo tanto a la responsabilidad y vigilancia de los señores padres.

miércoles, febrero 02, 2011

Y, SI TE LA HACEN TAN FÁCIL...


Cuatro amigos habían estado yendo al mismo campamento durante muchos años de campamento...

Dos días antes de que el grupo partiera, la esposa de Pepe le dijo que de ninguna manera él iría.
Los amigos de Pepe quedaron muy incómodos con esa noticia, pero nada podían hacer.
Dos días después, los tres amigos llegaron al lugar del campamento y se encontraron con la sorpresa de encontrar a Pepe ahí, con la carpa ya levantada, con una buena cantidad de leña y con la cena casi lista.
-¡Vaya, vaya, hombre! ¿Cuándo llegaste, y cómo hiciste para convencer a tu mujer que te dejara venir?
-Les cuento. Estoy aquí desde ayer. Anteayer por la noche estaba yo sentado en mi sillón favorito y mi esposa se me aparece por la espalda, me pone sus manos sobre los ojos y me dice, "¿Adivina quién soy?"
Retiré sus manos y vi que sólo llevaba un baby doll nuevecito.
Tomó mi mano y me llevó a nuestro dormitorio, iluminado solo por velas y con pétalos de rosa desparramados por todos lados.
En la cama, ¡había colocado esposas y cuerdas! Me pidió que la atara y esposara a la cama, que fue lo que hice.
Cuando terminé de atarla, ella me dijo, "¡Haz lo que se te dé la gana!"
¡Y aquí estoy!

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Adoos